5-actores-01

Algunas personas piensan que ser actor es el trabajo más sencillo del mundo: Ganas millones de dólares sólo por leer algo que alguien más escribió, y al final del día te puedes relajar en tu piscina llena de cocaína. Y esto tal vez sea cierto, si eres un actor de tercera clase. ¿Pero quieres ser bueno en ello? ¿el mejor? Bueno, para lograrlo deberás estar un poquito loco.

De hecho, tal vez algo más que “un poquito”.

#5. Tom Cruise se convirtió en un repartidor de FedEx como preparación para Collateral

tom-cruise-01

Para el promedio de sus películas, la versatilidad de Tom Cruise abarca desde héroe intrépido y atractivo en Misión Imposible hasta… héroe intrépido y atractivo en Top Gun, aunque claro, no podemos olvidar su destacada actuación como héroe intrépido y atractivo en Minority Report. Pero Cruise es clasificado de esta manera injustamente — cuando se le permite salir de su eterno papel, el hombre en verdad puede actuar.

Cuando fue llamado al casting para interpretar a Vincent en Collateral, el único villano de su carrera hasta el día de hoy, estaba decidido a hacerlo bien. Así que Tom Cruise asesinó en secreto a seis vagabundos.

Y los escondió todos bajo el sillón de Oprah.

Y escondió los cuerpos bajo el sillón de Oprah.

La preparación:

Ja, no. Si eso hubiera ocurrido, probablemente lo habrías leído en muchos sitios a parte de este. Aun así, suponemos que fue demasiado lejos.

El problema de convertir a Tom Cruise en un asesino profesional es que una de las características básicas de ser uno, es la habilidad de mezclarse entre la multitud — cosa en la que claramente Tom Cruise no tiene experiencia alguna. Tom bien podría ser el ser humano más rápidamente identificable del planeta. Es imposible que se rasque las pelotas sin que eso aparezca en todas las portadas de las revistas de celebridades. Eso era lo primero que debía corregir. Para entrar en el papel de asesino anónimo, Cruise se vistió como un empleado de FedEx y entregó paquetes en un concurrido mercado de Los Ángeles, todo esto mientras hacía su mejor esfuerzo para no ser reconocido literalmente por cada persona a su alrededor.

Lo más sorprendente es que, no sólo entregó los paquetes usando el disfraz más sencillo posible…

tom-cruise-03

… sino que absolutamente nadie descubrió que se trataba de Tom Cruise, incluso después de sentarse y tener una larga conversación con un total desconocido.

tom-cruise-04

Y si, Cruise decidió aprender lo único que le faltaba para convertirse en un asesino profesional… como matar personas. El llevó a cabo un riguroso entrenamiento en  el uso de armas, aprendiendo a disparar rápido y con precisión, todo con municiones de verdad. Se volvió tan bueno en ello, que mientras estaba en el set, fue capaz de sacar su arma y disparar a 5 indefensos extras en menos de 3 segundos. Afortunadamente, en esa ocasión usó balas de salva, pero suponemos que si Tom Cruise algún día decidiera cambiar de carrera, “asesino sin rostro” definitivamente estaría en la lista. Es por esa razón que no hicimos ninguna broma sobre la cienciología.

#4. Adrien Brody arruinó su vida para El Pianista

pianista-01

Cuando un relativamente desconocido actor llamado Adrien Brody fue elegido para actuar en una película del Holocausto, el probablemente se dio cuenta de que tendría que llevar sus capacidades de actor al límite. Cuando se enteró de que esa película sobre el Holocausto sería dirigida por Roman Polanski, probablemente se cagó un poquito en los pantalones. Pero a pesar de todo, Brody se las arregló para conseguir ganar un Oscar por su papel en en esta película, convirtiéndose así en el más joven en conseguirlo, a la tierna edad de 29.  El film también lo convirtió en el único estadounidense que ha ganado un Cesar, que es esencialmente la versión francesa de los premios de la Academia.

"Et le Cesar est attribue a ..."

“Et le Cesar est attribue a …”

La Preparación:

Podemos comprender la dificultad que representa para un saludable y joven Norteamericano comprender la mentalidad de un judío que lo ha perdido todo en manos de los Nazis. Para lograr comprender del todo el papel de un verdadero sobreviviente al Holocausto Wladyslaw Szpilman, Brody tuvo que entender como era ver que todo su mundo colapsara frente a sus ojos. Para lograr esto, Brody fue un paso mas allá y de hecho, renunció a todo.

Y no nos referimos a que tuvo que abandonar su café expresso doble traído directamente desde Colombia vía helicóptero. El renunció literalmente a todo. Su celular, su elegante auto deportivo, el apartamento donde vivía… incluso llegó tan lejos como para romper con la relación de largo tiempo que tenía con su novia, así que cuando lo veías llorando en la pantalla todo era jodidamente real.

"Tal vez encerrar a toda mi familia en un campo de concentración sea demasiado..."

“Tal vez encerrar a toda mi familia en un campo de concentración fue demasiado…”

También debemos señalar que Brody aprendió a tocar el piano desde cero, así que bueno, una cosa más. Memorizó una pieza entera de Chopin, la misma en la que se especializaba su personaje. Así que cuando lo vemos tocando esa hermosa pieza durante cuatro minutos en el piano, son en realidad las manos de Brody las que la interpretan. El film terminado convirtió a Brody en una estrella de la noche a la mañana. Aunque claro, después de su notoria aceptación del Oscar, no podemos asegurar que todo lo que hizo no se tratase de un gigantesco plan para ligarse a Halle Berry.

"Todo resultó de acuerdo al plan."

“Todo resultó de acuerdo al plan.”

#3. El elenco de Rescatando al Soldado Ryan vivió un verdadero infierno.

soldado-ryan-01

Cuando estaba rodando la película Saving Private Ryan (Rescatando al soldado Ryan), Steven Spielberg quería hacer un tipo de película de guerra diferente. En lugar de enfocarse en los actos heroicos de los hombres en uniforme, Spielberg quería que el público experimentara el verdadero terror de la guerra, si el mismo que hace que te cagues en los pantalones. Este inquebrantable retrato de muerte y destrucción fue laureado por mostrar la guerra lo más realista posible,  y también por la tremenda actuación del elenco que incluía a Tom Hanks, Matt Damon y el aun no famoso Vin Diesel. Al parecer ninguno de ellos sabía en qué se estaban metiendo.

La Preparación:

Cuando llega el momento de la verdad, es muy difícil actuar como si realmente te encontraras en una guerra porque todos en el fondo saben, que toda esa terrible carnicería que los rodea no es real. Puedes disparar todas las rondas de balas falsas que quieras y evitar miles de explosiones controladas, porque al final del día todos regresan a la seguridad de sus camerinos para beber chocolate caliente. Spielberg en su afán por crear la película de guerra más realista jamás filmada hizo cuanto pudo para joderlos meterlos realmente en su papel.

soldado-ryan-02

Para preparar a las estrellas para la mentalidad “la guerra es un infierno”, Spielberg hizo que su elenco viviera un verdadero infierno. Casi todos los actores importantes involucrados en esta película pasaron 10 días en un campo de entrenamiento con el Marine retirado Dale Dye, cuyo principal trabajo consistía en torturar a estos hombres con entrenamiento al punto de que sus manos parecieran “hamburguesas sangrientas”. El actor Edward Burns describe la preparación para esta película como la peor experiencia de su vida.

Pueden decir que los soldados de verdad tuvieron que vivir un infierno por mucho más tiempo que 10 días, pero de nuevo, tengan en mente que estas personas están acostumbradas a comer sus alimentos sobre el delicado abdomen de una mujer japonesa desnuda. El shock que les produjo este cambio es difícil de imaginar. Dye sólo se dirigía al elenco con los nombres de sus personajes, los hizo aprender técnicas básicas de combate y supervivencia e incluso les disparaba con balas de salva. Dios al parecer estaba de acuerdo con Spielberg , porque el primer día de entrenamiento llovió de manera espectacular, empapando hasta los huesos a cada uno de los actores y convirtiendo la suave tierra en la que tendrían que dormir en fango pegajoso. Comiendo sólo raciones enlatadas y soportando a un Marine gritándoles la mayoría del tiempo los condujo casi con seguridad al límite de sus fuerzas, lo que ayudó a crear esa genuina atmósfera de cansancio físico y mental en la película.

Bien, hace unos momentos señalamos que ‘casi todos’ los miembros del elenco tuvieron que pasar por este riguroso entrenamiento. Matt Damon, que escenificó al personaje principal, el soldado Ryan, logró escapar a este horror, apareciendo únicamente al final de los entrenamientos con su taza de capuccino en la mano para grabar sus escenas, en apenas 6 semanas. Esta decisión fue deliberada por parte de Spielberg, quien quería lograr un cierto dinamismo entre Damon y el resto del elenco y darle un toque de animosidad. Después de todo, los personajes pasan dos tercios de la película buscando a este mal educado soldado en medio de una nada infestada de Nazis. ¿Qué mejor manera de lograr que los actores actuaran como si odiaran al personaje que hacer que odiaran en la vida real a la persona que lo interpretaba?

Aunque claro, siempre existió la opción de simplemente decirles que actuaran como si lo odiaran, porque, ustedes saben… eso es lo que hacen los actores… actuar.

"Ahora ustedes 2 peleen hasta la muerte."

“Ahora ustedes dos peleen hasta la muerte.”

Página 1 de 2

Siguiente